Además de su espectacular fachada de cantera rosa o sus hermosas cúpulas que resplandecen en el cielo, el Templo de San Diego Alcántara impacta por un factor en especial y que refleja fielmente la esencia guanajuatense: espíritu estoico. Y es que cualquier visitante que mire este espectacular edificio le será imposible imaginar que años atrás, esta iglesia era totalmente diferente a lo que se puede ver hoy.

Estructura que preservará

Construida en el año de 1663, el Templo de San Diego Alcántara es considerado el primer monasterio que existió en la Real de Minas establecida en Guanajuato. Durante sus primeros años de existencia, la iglesia alcanzaba grandes extensiones de terreno, llegando incluso a abarcar los suelos donde hoy se encuentra el Teatro Juárez.

fachada del templo de san diego alcantara
Foto: descubriendodestinos.com

Sin embargo, y a causa de las constantes inundaciones en la capital guanajuatense, la iglesia sufrió muchos daños, al grado de realizar tareas para levantar el cuerpo varias veces. La primer sucedió apenas unos años después de su inauguración, en 1694, y la segunda tuvo partida en 1780. Esta última fue patrocinada por el primer Conde de Valenciana y actualmente, es la versión que todos pueden disfrutar.

fachada del templo de san diego de alcantara
Foto: José Ignacio Lanzagorta

El primer atractivo, y el más cautivador, es la hermosa portada del templo la cual está ricamente ornamentada. Consta de dos cuerpos, de los cuales, en el centro del primero se puede ver el vano de la puerta y donde también existe un arco de medio punto, un estípite y una pilastra de estilo rococó. En la otra parte, destaca un nicho con arco de medio punto y la ventana del coro que sirve de marco.

fachada del templo de san diego alcantara
Foto: @GuanajuatoExxtremo

Tesoros vivientes

San Diego Alcántara cuenta con una estructura de cruz latina y sobre ella se levantan tres imponentes cúpulas además de la principal. Esta tiene una forma octagonal rematada por un cupulín. Las otras protegen al camarín y las capillas. En el interior también se pueden ver una imagen del Cristo de Burgos, donada por el Conde de Valenciana, además de ser una de las pocas piezas sobrevivientes tras las inundaciones. Por último, sobresalen diversas obras y cuadros de pintores mexicanos del siglo XVIII y XIX.

interior del templo de san diego alcantara
Foto: minube.com

En la actualidad, además de ser un obligado a visitar por los miles de turistas que llegan hasta aquí, el templo se ha convertido en punto de encuentro para las Tunas Guanajuatenses (estudiantinas) antes de partir a su tradicional recorrido. No te pierdas de este impresionante edificio y déjate enamorar por su inigualable belleza.

Templo de San Diego Alcántara: Calle de Sopeña s/n, frente al Jardín Unión, Centro, Guanajuato, Guanajuato.

Foto de portada: roblestjorge

Continuar leyendo: 8 maravillas de Guanajuato que lo hacen único