San Juan Chamula, el México mágico y surrealista

53 Shares
53
0
0

A San Juan Chamula nadie lo puede tocar. Ni el tiempo, los años, los visitantes o la llegada de nuevas formas de vida. Este poblado, ubicado en la región de los altos de Chiapas, es irremediablemente intocable y perpetuo. Mágico y místico desde el nombre hasta el último metro cuadrado de su inexplorable territorio. Es el sitio que nos demuestra una sola cosa: conocemos tan poco del verdadero México.

Mezcla de épocas

San Juan Chamula es igual a un enigma por resolver. Aunque se encuentra a solo diez kilómetros del Pueblo Mágico de San Cristóbal de las Casas, la llegada a este poblado no es sencilla y por supuesto, fácil de asimilar. Es necesario atravesar selvas y los profundos ecosistemas de una región parpadeante de historias y mitos por doquier.

El sitio cuenta con una población superior a los 70 mil habitantes, con una mayoría tzotzil. Esta comunidad de raíces mayas se caracteriza por el respeto y acatamiento severo de sus tradiciones y rituales. Por ello, la Policía Municipal no tiene cabida aquí. Al igual que el cambio de horario y los impuestos. Todo se regula a través de sus propios habitantes, sin la intervención de terceros.

mujeres tzotziles sentadas en una escalera
Foto: flickr.com Plumerio Pipichas

Todo este sincretismo y efervescencia folclórica ha ocasionado que sus costumbres y tradiciones se mantengan intactas desde la época prehispánica. A excepción de la época virreinal, cuando los españoles lograron mezclar de manera superficial sus estatutos con los del lugar, dando como resultado, una mezcla única entre creencias y religión.

personas caminando afuera de la iglesia de san juan chamula
Foto: losdelasclaras.com

Edificio mágico

Hoy en día, no hay mejor prueba de esta mística combinación que la Iglesia de San Juan Bautista. Aunque su exterior, de fachada austera con ciertos detalles neoclásicos y colores vivos, su interior cambia radicalmente. Ingresar a este misterioso edificio es un viaje de introspección. No existe banca alguna ya que los locales suelen rezar hincados y en grupos. Una gran hilera de velas encendidas son el único halo de brillo en un lugar enteramente oscuro y de ritmo lento. La atmósfera te lleva a un ritual interminable de murmullos e imágenes de santos vestidos con trajes típicos tzotziles, cintas de colores y espejos.

personas rezando en la iglesia de san juan chamula
Foto: mas-mexico.com

El aroma del copal te acompaña a un viaje onírico, de capas y leyendas tan antiguas como el país mismo. El estado de trance que gobierna a la iglesia es solo interrumpido por el eructo de algunos locales, ocasionado por beber bebidas con gas. Se dice que mediante este sonido, se expulsan los espíritus que habitan en cada uno, y de esta manera, lograr una mayor interacción y comunicación con los santos.

gallina caminando por el cementerio de chamula
Foto: imer.com

Dentro de la Iglesia de San Juan Bautista existen también los icónicos chamanes. La gente suele entrar al templo para visitar a estos curanderos para obtener salud o suerte. Por ello es común atestiguar diversas ceremonias, limpias o rituales en donde se involucran sacrificios de gallinas en sus métodos más extremos.

cementerio de san juan chamula
Foto: imer.com

Al visitar San Juan Chamula te recomendamos hacerlo de la manera más respetuosa posible, atacando las reglas y códigos de conducta de la comunidad. Si deseas tomar fotografías es importante pedir el consentimiento previo de las personas. Por último, no olvides pasar por el cementerio de Chamula y admirar su inigualable panorama y mirar el mar de cruces de colores sobre la tierra.

Una buena época para visitar este mágico sitio es durante Semana Santa y ser parte de las festividades mayas y católicas de la comunidad. Sin embargo, cualquier temporalidad durante el año es también un buen pretexto para ir a este místico lugar de leyendas e historias.

Foto de portada: matadornetwork.com – Rulo Luna

Continuar leyendo: Las cascadas de Chiapas más bellas

Te puede interesar