San Juan Parangaricutiro, historia enterrada en lava

Cuenta la leyenda que, cuando el volcán Paricutín hizo erupción en 1943, las campanas de la iglesia sonaron muy claro. Ahora, esta construcción es lo único que queda de este pueblo enterrado en lava, un vestigio de esta catástrofe natural. Por ello, a continuación te contamos más de la Iglesia de San Juan Parangaricutiro, erguida sobre la lava ahora petrificada.

La erupción del Paricutín

El pueblo del Viejo San Juan Parangaricutiro limitaba al norte con Chilchota y al oeste con Tancítaro, en su momento. Sin embargo, la erupción del volcán ya mencionado obligó a la población a realizar un éxodo masivo a otro lugar. La totalidad de sus habitantes logró sobrevivir al dirigirse a la ex hacienda Los Conejos, dejando sus hogares completamente abandonados.

Iglesia de San Juan Parangaricutiro, en Michoacan
Foto: cityexpress.com

Sin embargo, nada podía detener el flujo de la lava que estaba siendo expedido por este volcán en nuestro país. Su avance era lento, pero seguro, tomándole aproximadamente un año a la lava para llegar a las paredes del cementerio. Eventualmente, las piedras de estas paredes en la Iglesia de San Juan Parangaricutiro cedieron ante este fenómeno de la naturaleza. Fue así que esta piedra derretida comenzó a enterrar a la casa de culto católica, aunque no en su totalidad.

San Juan Parangaricutiro, una de las maravillas más sorprendentes de Michoacán
Foto: cityexpress.com

El Viejo y el Nuevo San Juan Parangaricutiro

Ahora, la Iglesia del Viejo San Juan Parangaricutiro es lo único que queda de este pueblo enterrado bajo lava petrificada. Se encuentra enterrada por la mitad en lava solidificada, con el volcán Paricutín como un paisaje y como un recordatorio.

San Juan Parangaricutiro, maravilla de Michoacán
Foto: pinimg.com

Si bien en su momento este evento fue un desastre de grandes proporciones, se ha convertido en una gran oportunidad. Los habitantes en el nuevo poblado han aprovechado para dar tours a esta iglesia en medio de piedra. El escalar la lava ya petrificada para admirar esta construcción se ha vuelto en una actividad muy remunerable para ellos.

visitantes bajando por la iglesia de San Juan Parangaricutiro
Foto: elsoldepuebla.com

Foto de portada: Therese Beck

Continuar leyendo: Danza de los Viejitos, tesoro orgullosamente michoacano