San Quintín solía ser un pueblo pesquero al sur de Ensenada, en Baja California. Eso ha cambiado, pues ahora este poblado es un municipio. El sexto de la entidad desde el 12 de febrero. Definitivamente hay cosas distintas desde entonces para los habitantes de la demarcación. Sin embargo, si hay algo que permanece inmutable, es la belleza y colorido que ha caracterizado a este terruño por años.

Entre valles y mar

San Quintín abarca las zonas de Camalú, Vicente Guerrero, El Rosario, Mármol, Punta Prieta, Villa Jesús María y Bahía de los Ángeles. Desde la belleza de su costa hasta la magia de sus cultivos, en este nuevo municipio hay un sinfín de actividades para disfrutar y cosas por conocer. Primero, hay que decir que San Quintín es un excelente destino para la pesca deportiva. Además, gracias a su alto nivel de producción en el cultivo de ostiones y abulón, es un importante destino gastronómico.

La línea costera de San Quintín es de las más bellas.
Foto: jardinbotanicosq.com

La línea costera de San Quintín, cuenta con las mejores aguas de Baja California para navegar y pernoctar en el mar. Se pueden practicar deportes extremos como el surf o el kayak. Explorar las formaciones volcánicas entre Cabo San Quintín y Punta Arrecife mientras buceas. O bien, puedes participar en otras actividades recreativas que no olvidarás, como el avistamiento de ballenas, aves o lobos marinos.

Qué hacer en San Quintín

El Jardín Botánico de la ciudad es un punto imperdible. En este encontrarás una amplia colección de plantas vivas que representan la flora del estado. También está el museo de San Quintín, que abarca el recorrido de la historia rudimentaria y pesquera de este municipio hasta lo que es en la actualidad. Las instalaciones eran originalmente un asentamiento inglés. Hay, además, espacio para aventura y el contacto con la tierra. Puedes visitar alguna de las granjas dedicadas al cultivo de moras, o ser parte del festival del tomate que se lleva a cabo cada año, en agosto.

Esto es un poco de todo lo que puedes hacer entre los valles y el mar de San Quintín. Un lugar que cultiva de todo y que siempre está en movimiento. Atrae por su turismo de aventura, el agua cristalina de sus playas y la amabilidad de su gente. Espacio para disfrutar de los más bellos atractivos naturales de Baja California entre sitios extraordinarios, llenos de color e historia.

Continúa leyendo: Los paisajes de Sulfatos de Viesca

Foto de portada: revistaturismo.mx