Un mar de nubes rodea y envuelve a este Pueblo Mágico de Jalisco. ¿De qué otra forma podría recibirnos un edén como éste? El Cerro de la Bufa parece custodiar a San Sebastián del Oeste para que nada perturbe su apacible ambiente rural. Son sus atardeceres lo que termina por señalarte que has entrado a un sitio donde todo lo que puedes hacer es disfrutar.

san sebastian del oeste pueblo magico jalisco

¿Por qué San Sebastián del Oeste?

Su origen se remonta a épocas precolombinas, con los indios tecos. Tiempo después de la conquista española, fue descubierta su vastedad en cuanto a minerales; por lo que se estableció la jurisdicción de Real de Minas de San Sebastián. El lugar se transformó en uno de los centros mineros más relevantes de toda la Nueva España. Con su auge, la comunidad se llenó de riqueza; así lo demuestran las lujosas haciendas y casas que ahora sirven como hoteles.

Cuando se dificultó explotar las minas, el pueblo fue abandonado. No obstante, la belleza que le caracteriza lo haría resurgir. Hoy se mira como un sitio que conserva la tranquilidad de antaño. La iglesia de San Sebastián Mártir es testigo del acontecer en las calles de la comunidad. Al llegar a la Plaza Principal, encontraremos sus tradicionales licores y cajetas de fruta. También está El fortín de san Sebastián; un restaurante en el que preparan, entre otras cosas, la raicilla con chocolate.

Apenas te alejas unas calles del centro y te topas con un huerto de árboles frutales abierto al público. El lugar en sí es precioso, y acompañado por el susurro del río, convertirá un paseo matutino en un recuerdo que se plasmará en tu memoria por siempre. Lo que cerrará la experiencia será una taza del extraordinario café orgánico que se cultiva en la región. Finalmente, lo más audaces pueden comprar uno de los puros artesanales que se realizan en la comunidad. Son tan buenos que los turistas extranjeros compran por montones.