Así como se nota cuando “te hace falta ver más bax”, las señales que emites cuando te hace falta tomar unas buenas vacaciones son ineludibles y muy obvias. No es en vano que tus compañeros en la oficina ya te apoden “el amargado” o que tu último intento de relación haya fracasado debido a que siempre estabas ocupado. La realidad es que tienes que tomarte un descanso con urgencia si presentas estos síntomas.

Te enojas fácilmente

Si te enojas con facilidad y explotas a la primera, quiere decir que no estás manejando muy bien el estrés o que incluso estás pasando por una etapa de depresión, derivada de la gran presión que recibes en el trabajo. Lo mejor es que pidas unas vacaciones urgentes, pues podría ser contraproducente tratar con tus compañeros o clientes bajo esas circunstancias.

Padeces insomnio

Si llega la noche del domingo y tus ojos se niegan a cerrarse a pesar de debes madrugar para llegar al trabajo puntualmente, puedes tomarlo como una señal. Pero si la situación no mejora a lo largo de la semana y no logras descansar, definitivamente es una alerta que tu propio cuerpo está enviando para que te desconectes y te dediques a estar mejor contigo mismo.

Ataques de ansiedad

Si últimamente los pensamientos pesimistas te han llenado la cabeza, no logras encontrar una solución a alguna problemática en tu trabajo y te dan ataques de pánico cada que piensas en la próxima junta que tendrás con tu jefe, lo mejor es que vayas preparando las maletas para unas necesarias y muy merecidas vacaciones.

Te has enfermado muy seguido

Si en el último año te has enfermado más de tres veces, te sientes cansado y la gastritis y/o colitis lejos de mejorar ha empeorado, es señal clara de que tu cuerpo demanda que lo pongas a descansar. Lo cierto es que tomar unas vacaciones resultará mucho más económico y benéfico de lo que podría salirte una cuenta de hospital, que estarás pagando si continuas como hasta ahora.

Ya no tienes amigos

Si de repente llega el viernes y te dan ganas de ir a tomarte una cerveza saliendo de la oficina, deseas ir al cine en compañía de alguien o simplemente te gustaría compartir con alguien lo difícil que te ha resultado la semana pero no encuentras con quién, porque nadie responde ya tus llamadas o mensajes, la señal es clarísima: ¡vacaciones, ya!