En la costa caribeña mexicana, perteneciente al estado de Quintana Roo, se encuentra un paraíso único. Se trata de Sian Ka’an, que literalmente significa “lugar donde empieza el cielo” en maya. Una zona rica en biodiversidad y sumamente espectacular que ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Así, desde 1987 es un área mexicana protegida que no te debes perder.

Un paraíso llamado Sian Ka’an

La reserva ecológica comprende una superficie de 653 mil hectáreas, situadas entre los municipios de Tulum y Felipe Carrillo Puerto.  Esta zona se caracteriza por su suelo constituido por piedra caliza y por la planicie de su superficie. Asimismo, debido a que tiene salida al mar, por tener unas playas de blanca arena que resultan espectaculares. Ello, debido a que a sólo unos kilómetros se encuentra una barrera de coral que es la segunda más grande en el mundo.

1,2. It's what we do

A post shared by Don't be normal🖖🏻🌳💚🌎🔯🕉♑️·.· (@rodmtmero) on

Por supuesto, los cenotes también están comprendidos dentro de este complejo natural, así como manglares. Entre los anteriores, resaltan los de mangle rojo, negro, blanco y gris. El clima que prevalece es cálido subhúmedo, con lluvias durante el verano. Entre los atractivos del área podemos mencionar los llamados petenes. Se trata de un conjunto de árboles que pueden llegar a medir hasta 30 metros de altura y que se encuentran sobre un pantano. Dicho tipo de ecosistema sólo se encuentra en la Florida y en esta parte de México.

Qué necesitas para visitar Sian Ka’an

Si vas a visitar la reserva de Sian Ka’an debes tener muy presente que se trata de un área protegida. Por ello deberás apegarte a las reglas que se establecen. La primera es nunca explorarla solo o sin la ayuda de un experto. En Sian Ka’an podrás encontrar guías altamente capacitados e instruidos para recorrer el lugar.

De preferencia, lleva binoculares para que puedas observar a los animales, ya que por ningún motivo podrás estar cerca de aquellos que representen una amenaza. Recuerda además no llevarte como souvenir ninguna planta o animal que habite en el lugar. Eso está totalmente prohibido. Asimismo se restringe el ingreso de alimentos o ser muy cuidadoso con la basura que generes. Finalmente, se pide a los turistas no salir de los senderos que han sido marcados a modo de pasillos.

El ingreso a Sian Ka’an es controlado y hasta restringido para los turistas, por lo que acatar estos aspectos es de suma importancia. No olvides que al ingresar a esta zona, estarás conviviendo con diversas especies que corren peligro de extinción.