En sus grandes montañas, valles, ríos y cascadas habita el alma salvaje de Querétaro. No se trata de un zoológico o un parque de diversiones al natural, hablamos de uno de los pulmones más grandes y resplandecientes de todo México. La Sierra Gorda de Querétaro es un espacio de texturas y emociones únicas que invitan a una aventura inolvidable.

Donde vive la naturaleza

La Sierra Gorda de Querétaro, ubicada en la zona noreste del estado, es considerada como Reserva de la Biósfera, por lo que todo lo que la compone ha sido un regalo único de la naturaleza. Los pueblos encantadores, atractivos naturales y decenas de experiencias han convertido a esta zona en un exquisito desafío para viajeros de todo el mundo.

Sierra gorda de QuerétaroEsta enorme reserva se compone de 7 regiones, 5 misiones franciscanas, 2 Pueblos Mágicos y miles de grandes atracciones. La mejor manera de comenzar una aventura dentro de este territorio es mediante sus inmensos bosques donde seguro encontrarás decenas de opciones de hospedaje. Te recomendamos visitar El Jabalí, Pinal de Amoles; Campo Alegre, San Joaquín; Las Trancas, Tzibanzá y por supuesto, la isla de Tzibanzá en Cadereyta. Cada uno de estos lugares te brindarán una experiencia cercana a la naturaleza.

isla de Tzibanzá

La siguiente parada tiene que ser sí o sí Peñamillar donde te encontrarás con un paraíso campirano. Aquí hallarás diversos atractivos como el cerro de la Virgen y el Cañón del Paraíso donde disfrutarás del rápel. Cuando el día comienza a caer, es necesario hacer una parada y no hay mejor sitio que Pinal de Amoles, o también conocido como La Puerta del Cielo. Las calles angostas, balcones y techos rojos son una maravilla a la vista que se complementa con la espectacularidad de la misión de La Purísima Concepción de Bucareli.

Pinal de Amoles

Por los pasos de la historia

Al siguiente día, no hay mejor manera de iniciar que en San Joaquín. Aquí, el aire húmedo y frío se mezcla con vestigios pictóricos y un estupendo legado minero. No dejes de visitar el Parque Nacional Campo Alegre, la zona arqueológica de Ranas y las Grutas de Herrera. Llegando al Corazón de la Sierra de Gorda de Querétaro se encuentra Jalpan, el sitio más icónico de la zona. Aquí podrás disfrutar del Museo Histórico de la Sierra Gorda así como diversas cascadas, ríos y cuevas únicas.

zona arqueológica de RanasCuando el viaje comienza a terminar, no hay que olvidar pasar por Landa de Matamoros. En este sitio existen dos misiones franciscanas nombradas Patrimonio Cultural de la Humanidad: Santa María de Landa y San Francisco del Valle de Tilaco. La última parada no podría ser otra más que el municipio de Arroyo Seco. En este sitio se rodea de grandes ríos, aunque su nombre diga lo contrario, además de diversos platillos típicos de la región como enchiladas serranas, la barbacoa y la chancaquilla.

Landa de MatamorosEsto es la Sierra Gorda de Querétaro, un lugar bendecido por la naturaleza donde todo se mueve a su propio rimo. El sitio más salvaje y autentico del centro del país. Visítalo en cuanto antes.

Continuar leyendo: ¿Conoces el Museo de la Muñeca en Querétaro?