Entre montañas arboladas propias de la Sierra Norte de Puebla existe un balneario único, donde todo contribuye a serenar el alma. Se trata de las aguas termales de Chignahuapan, un lugar famoso por su variedad de albercas, su encantador hotel spa y sus aguas “curativas” que pueden alcanzar una temperatura de 38 grados centígrados.

Aguas termales de Chignahuapan.
Foto: booking.com

Aguas termales de Chignahuapan, lugar obligado

El spa y resort de aguas termales de Chignahupan se encuentra a seis kilómetros del centro de este pueblo mágico. Llegar es sencillo, ya que puedes hacerlo en auto particular o en transporte público desde la terminal que está a un costado de los portales del municipio y que van al barrio de Tenextla, donde se encuentra el balneario. Desde hace ocho décadas, este oasis serrano es uno de los puntos obligados para el turismo nacional y extranjero en Chignahuapan.

Aguas termales de Chignahuapan.
Foto: twitter.com

Una vez en las aguas termales de Chignahuapan tienes la opción de hospedarte en su hotel o pagar una entrada general y deambular entre las albercas públicas. Si te quedas en el hotel tendrás acceso a las once albercas privadas, además, en tu habitación podrás disfrutar de una tina con agua termal. También podrás tener acceso al salón de juegos, alimentos tres veces al día y caminatas por el bosque. Asimismo, el sitio tiene otras amenidades como jacuzzi, tinas de hidromasaje, faciales, masajes, baños de temazcal, espacio para meditación y canchas de tenis.

Opción para serenar cuerpo y alma

Los primeros en sumergirse en estas cálidas aguas fueron los lugareños, quienes difundieron que después de descansar el cuerpo en ellas su cuerpo registraba mejoría si tenían alguna dolencia. Las aguas termales de Chignahuapan contienen minerales como el hierro, magnesio, calcio y sodio que permiten a la piel exfoliarse, así como a mejorar la circulación sanguínea y a la oxigenación del cuerpo. Todo en este lugar ayuda a sanar y a relajar.

Aguas termales de Chignahuapan.
Foto: traviare.com

En este rincón poblano la vida transcurre lentamente. Solo estás tú, con tu cuerpo metido en una alberca que te calma con su cálido abrazo. Todo es perfecto, te olvidas de las preocupaciones y solo te concentras en relajarte y disfrutar al máximo de un día inolvidable en uno de los tantos pueblos mágicos de México.

Foto de portada: termaleschignahuapan.com.mx

Continúa leyendo: El Parían, un mercado artesanal en el corazón poblano