Huauchinango es un trocito de paraíso ubicado en el estado de Puebla. El nombre de este Pueblo Mágico tiene origen náhuatl y deriva de Cuauchinanco, que podría traducirse como lugar rodeado de árboles o lugar cercado de palos. Escondido en la Sierra Mágica, no sólo tiene paisajes hermosos y un delicioso café; participar en sus actividades te dejará tan encantado que no querrás marcharte.

Huauchinango

¿Qué hay en Huauchinango?

Pocos lugares pueden presumir de una tranquilidad tan activa. No hay otra forma de llamarla. Quizá se deba a ese delicioso café que se produce en la región; pero es como si todo en Huauchinango te animara a disfrutar del lugar. El centro de la comunidad mantiene la arquitectura colonial que convive en armonía con todo el entorno natural, montes y ríos, incitando a la aventura. Pero no se debe correr antes de caminar, así que vayamos poco a poco.

Recorrer sus calles sin prisa te hará reflexionar sobre las ventajas de vivir en un lugar tan acogedor; pero la caminata es sólo un calentamiento para la verdadera acción. El primer sitio a conocer es la pequeña cascada en una poza de agua de color azul turquesa. Según la leyenda, no importa desde qué sitio mires el lugar, podrás distinguir los rostros de los misteriosos vigilantes que custodian el agua.

presa necaxa
Presa Necaxa

En la Presa Necaxa podrás pescar y pasear en lancha, pero lo realmente divertido está en el río Texcapa, en Totolapa. Su gran caudal desemboca en una cascada; por lo que además de nadar puedes practicar rapel. Similar al Salto de Huayatengo o la Cascada Xonapa, con una caída de agua de 18 metros de altura; donde podrás rapelear, hacer un poco de senderismo o camping.

Huauchinango es perfecto para escapar de la ciudad y entregarte al descanso o ponerle emoción al fin de semana y vivir una aventura en este precioso refugio.