El municipio de Guerrero es un Pueblo Mágico del estado de Coahuila. Se encuentra a 38 kilómetros de Piedras Negras y al visitarlo podrás admirar edificios de más de 200 años de antigüedad. No sólo es atractivo por su riqueza cultural, sino por la caza deportiva de venado. De acuerdo a su historia, a esta comunidad de la frontera entre México y los Estados Unidos, Texas le debe la vida. ¿Quieres saber por qué?

Guerrero, el punto de partida

El atractivo cultural de Guerrero comienza por los vestigios de las edificaciones franciscanas que datan de 1700. Su mayor tesoro arquitectónico es la Misión de San Bernardo; pero ya volveremos a este sitio más adelante. El cementerio es otro punto para aquellos que sientan el deseo de convertirse en Indiana Jones; pues cuenta con tumbas de principios de 1800, extraños ataúdes y el sitio del último descanso de personajes históricos.

venado cola blanca coahuila

Su pequeña iglesia atesora un invaluable patrimonio artístico que bien podría pertenecer al siglo XVII o XVIII. Se trata de una colección pictórica de obras religiosas cuyos elementos hacen suponer de la fecha de origen. Contemporáneos del templo de San Juan, una verdadera joya arquitectónica. Y ya que de joyas hablamos, no podemos dejar de mencionar su gastronomía; compuesta por platillos típicos como el machacado, el chorizo, la carne asada, los tamales, el pan de maíz, la fritada y los frijoles rancheros. En cuanto a las artesanías, los llaveros tejidos de talabartería son las piezas principales en el municipio.

Ahora sí, volviendo al tema, Texas le debe la vida al Pueblo Mágico de Guerrero porque de aquí partieron las personas que fundarían San Antonio. La Misión de San Bernardo fue el lugar clave para colonización. Tuvo una enorme influencia durante el siglo XVIII como residencia temporal de los “pioneros” que partirían, en un inicio, al Río Bravo y que más tarde fundarían la capital del estado de Texas.

parque la pedrera coahuila

Además del teatro al aire libre, los centros recreativos, la casa de la cultura y la cacería de venado cola blanca –perfectamente regulada–, también encontrarás el lago El Bañadero, una magnífica opción para los amantes del ecoturismo y el Parque la Pedrera, donde podrás disfrutar de la naturaleza.