Cuando viajas a Puebla, una de las cosas que no puedes dejar de hacer es comprar dulces típicos, entre ellos las famosas Tortitas de Santa Clara ¿Conoces la historia de este deleitoso postre típico poblano?

Es bien sabido que Puebla es un estado reconocido a nivel nacional e internacional por su alta gastronomía y la  gran variedad de dulces y postres típicos que se preparan; sin embargo todos –o  la gran mayoría– estamos de acuerdo que hay un favorito por excelencia: las Tortitas de Santa Clara, esas deliciosas galletas que son un manjar al paladar para propios y extraños.

Seguramente como todo buen viajero has probado este delicioso dulce típico, pero ¿te sabes su origen? Aquí te lo resumimos.

Tortita de Santa Clara

Historia de las Tortitas de Santa Clara

Este postre característico de Puebla tiene su origen durante la época de la Colonia debido a un periodo de choque de culturas y, en este caso, de sabores. Los conquistadores ibéricos arribaban a nuestra tierra con recetas tradicionales ya creadas y los indígenas (quienes estaban aprendiendo a cocinarlas) tenían que adaptarlas mezclando ingredientes y especias locales por la carestía de los componentes originales. Por esta razón surgieron platillos que hoy son considerados Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Por consiguiente, se dice que este delicioso postre nació de la combinación al azar  del  dulce de pepita (inventado por las monjas del convento de Santa Clara durante esta época) y una galleta.

Sin duda alguna, degustar este postre es “comerte” un pedacito de historia del cual, como visitante a este hermoso estado mexicano, debes enorgullecerte. ¡Buen provecho!