Todos los hemos visto y a todos en algún momento nos ha tocado. Ya sea que te despidas de tu familia, de tu pareja o de tus amigos, vaya hasta de tu perro. El iniciar un viaje es una gran aventura, pero también implica decirle adiós a personas importantes en tu vida. Sin embargo, nadie quiere ver cómo berreas cual Magdalena cuando llega ese momento. Es por eso que a continuación te pasamos algunos tips para que no te vean llorar al despedirte.

Eva Green en Penny Dreadful

NOTA: no garantizamos que funcionen… siempre.

Pretende maquillarte

Mujer se pone a llorar y derrama su rímel

Si tienes la fortuna de ser mujer (o una fabulosa drag queen), este tip te será útil. Cuando sientas las inevitables ganas de llorar, saca tu espejo para maquillar. Aplica un poco de rímel y pretende que te entró un poco en los ojos. Así, tu llanto se verá justificado, sólo hay que esperar a que se la crean.

Pretende que estás dando un discurso de aceptación

Ganadora del Oscar llorando

Aplica la de haber sido galardonado con un premio Oscar o Grammy. Cuando sientas las lágrimas venir, ponte a dar un discurso de despedida. Al finalizar, di la clásica línea cliché: “me prometí que no iba a llorar…”. No olvides echarte un poco de aire con tus manos.

Finge diarrea

Escena de White Chicks

La diarrea es más rápida que los rayos, Superman y Flash. Así que pretende que te da un retortijón y huye despavorido al baño. No es lo ideal, pero será menos humillante que verte con la lagrimita.

Llorar… pero de felicidad

Sarcasmo

Si no puedes evitar llorar, puedes sacar tu lado medio perra. Sólo di “claro que lloro… ¡DE FELICIDAD PORQUE YA TE VAS!”. Si eres alguien sarcástico, la gente te tomará a bien la broma. Y si no lo eres… bueno, ¿qué tan difícil puede llegar a ser el hacer nuevos amigos?