El Pueblo Mágico de Tulum, en Quintana Roo, pelea por ser la ciudad maya más visitada en México. Su argumento es bastante claro: fue construida en un acantilado frente al mar Caribe; lo que la hace especialmente hermosa. Quien la haya visitado, sabe que en su Smartphone no debe faltar una foto de este encantador lugar. ¡Vamos a conocerlo!

El Castillo, Tulum

El Castillo de Tulum

Originalmente denominada Zamá, que en lengua maya significa amanecer, su edificación le permite vigilar el Caribe; expectante, esperando algo que llegará del lejano horizonte surcando el mar. Su actual nombre, Tulum, significa muralla; pero lo que la define es la belleza de todos sus componentes: su famosa zona arqueológica, una de las mejores playas de la región, cenotes, lagunas y zonas perfectas para el ecoturismo. Además, presume aguas de un turquesa que no se encuentra en otro lugar.

Los demás sitios que conforman su atractivo arqueológico son el Templo del Dios Descendiente y el Templo de los Frescos, en las cercanías se encuentran Cobá y las ruinas de Muyil. Sin embargo, El Castillo debe ser la más fotogénica. Nadie se resiste a capturar un poco de su encanto en sus dispositivos.

¿Qué hacer en Tulum?

Lo primero debe ser probar su gastronomía, platillos con pescado y mariscos; parte de la exquisita cocina yucateca. A continuación, tenemos las playas para asolearnos un poco y descansar. Después podremos visitar el parque ecoturístico Mundo Mágico Maya; adentrándonos en la selva para descender en tirolesa, pasear en kayak y explorar con esnórquel los cenotes Labnaha y Agua Profunda.

Los sitios arqueológicos son puntos obligatorios, luego conoceremos la Biósfera de Sian Ka’an; que nos sorprenderá con su enorme variedad de plantas y animales. Aquí incluso podemos ver jaguares. Y si lo que prefieres es bucear, te encantarán los arrecifes de Los Coquitos, La Ballena y La Piscina; el deleite de los aficionados a las actividades submarinas.