Amanece en la zona arqueológica de Uxmal y el día se ve intensamente azul en el cielo y profundamente café en el suelo. Es la ciudad que oculta secretos, leyendas e historias tan antiguas como México mismo. Muchos hablan de ella pero pocos la conocen en realidad. No por nada se ha convertido en el destino predilecto de los más aventureros y todo aquellos que buscan experiencias entre la selva maya.

La casa de los dioses

Uxmal es poesía pura desde el primer vistazo. Los cerros del valle de Santa Elena a su alrededor, le dotan de notas y una sinfonía única en toda la Península de Yucatán. Muy cerca de esta zona arqueológica, se ubica una serie de colinas conocida como Puuc, nombre adoptado por el estilo arquitectónico de la región.

UxmalLos primeros registros de la ciudad provienen del clásico tardío (600-1000 d.C) cuando una tribu de los Xiues fundaron la ciudad. Durante su apogeo, llegó a ser hogar de más de 20 mil habitantes. Los cultos al agua, tierra, sol y venus, quedaron plasmados en diversos edificios de la zona mediante detalles y chultunes, cisternas que recogían el agua de las lluvias.

UxmalEntre las más de 15 estructuras que conforman esta área se encuentran la Plaza de los Pájaros, el Cuadrángulo de las Monjas, el Juego de Pelota y el Palomar, por mencionar algunas. Sin embargo, el que se lleva la admiración de la mayoría es sin duda la Casa del Adivino. Esta estructura de 35 metros de altura fue diseñada de tal modo que su escalinata da cara al oriente. Esto hace que la puesta de sol en el solsticio de verano.

Donde reinan los mayas

El Convento, nombre otorgado por los españoles al evocarles la imagen de un convento europeo, el Palacio del Gobernador y la Casa de las Tortugas, complementan este mapa de construcciones repletos de cuartos secretos, columnas y miles de símbolos astrológicos.

UxmalA la caída del atardecer, todos los edificios se pintan de un amarillo extenso e imprenetable. Las aves y los animales a la redonda regresan a sus hogares al cuidado de la selva. Y es que Uxmal es ese tipo de sitios que emanan el poder de la naturaleza y la mística maya. Al caer la noche, desde el Cuadrángulo de las Monjas se proyecta un espectáculo de luz y sonido. El momento perfecto para escuchar las leyendas mayas de la región.

¿Cómo llegar?

Partiendo desde Mérida, es necesario tomar por la carretera federal no. 261 en dirección a Santa Elena. Posteriormente hallarás el poblado de Lázaro Cárdenas y 3 kilómetros adelante encontrarás Uxmal. La zona se encuentra abierta todos los días del año de lunes a domingo de 8 a 17 horas. El costo de entrada es de 75 pesos.

Continuar leyendo: 8 zonas arqueológicas en Quintana Roo que debes conocer