Si llevas días, meses o años con tu pareja, no hay mejor forma de conocerse que viajando juntos. ¿Por qué? Aquí te lo decimos.

Por: Luna María Guevara Landa

1. Se conocerán mucho mejor

Mejor y más rápido, porque al viajar debes aprender a tolerar, a ser paciente y a compartir. Conocerás aspectos muy importantes de la otra persona, ya que estarán mucho tiempo juntos y será imposible fingir tanto tiempo y en ciertas situaciones algo que no son en realidad, además podrás darte cuenta cómo reacciona tu pareja ante ciertas situaciones.

Pareja de espaldas señalando una montaña

2. Aprenderán a no pelear por tonterías

Tal vez discutan por tonterías buenas y más que discusión sea una riña de risas, pero en el tiempo que estén viajando juntos se darán cuenta de que pelear por cosas vanales es una pérdida de tiempo y en los viajes el tiempo jamás sobra. Aprenderán a llegar a rápidos acuerdos y hacer las cosas por igual.

Pareja de viajeros buscando en un mapa

3. Viajar crea un vínculo más fuerte

Recuerdos únicos juntos, increíbles paisajes ante sus ojos, experiencias únicas, recordar sabores, olores, fotografías, abrazos, noches durmiendo en el aeropuerto o no durmiendo, fiesta, risas… ¿qué más podría faltar? Serán los días en que todo esté a prueba: La congruencia o incongruencia uno con el otro.

 

4. Más que novios

Después de tantas experiencias juntas y el tiempo viajando, podrán ser más que novios. Serán amigos; al contarse cosas y tenerse más confianza en aspectos personales, hermanos; al cuidar uno del otro y no permitir que nada les pase, equipo; aprenderán a equilibrar las cosas para que ninguno esté disconforme con el otro.

 

Un viaje es la mejor inversión de tu vida, ya sea viajes solo, con amigos, familia o tu pareja, pero definitivamente viajar es una aventura que todos debemos vivir y qué mejor que aprovechar esta ocasión para hacerlo con la persona que amas y de paso descubrir si de verdad son tan compatibles como creen.