Al sur del estado de Coahuila se encuentra el Pueblo Mágico de Viesca. El desierto que lo rodea una vez fue el mar Tethys –durante los periodos Jurásico y Cretácico, el territorio mexicano conocido como La Laguna estuvo sumergido en él–. Cuando el mar desapareció, en su lugar aparecieron unas bellezas naturales conocidas como las Dunas de Bilbao. Su arena blanca domina las 17 hectáreas de montañas arenosas perfectas para actividades de ecoturismo como recorridos en cuatrimoto, ciclismo, o disfrutar de tranquilas lunadas y relajantes paseos a pie.

dunas de bilbao viesca

La comunidad de Viesca

El pueblo fue llamado así en honor al primer gobernador de Texas y Coahuila, José María Viesca Montes. Es conocida como la semilla de la Región Laguna en el estado de Coahuila y fue fundada en 1731. Su construcción más representativa es el templo de Santiago Apóstol; dentro del que se encuentra el muso más importante de la región. Además, la Capilla de Santa Ana, en la exhacienda de Hornos, fue construida durante la Colonia; por lo que es el tesoro arquitectónico más antiguo de toda la Comarca Lagunera.

El atractivo turístico principal son las Dunas de Bilbao, en las que habitan especies endémicas como la iguana Uma Exsul; cuyos brillantes colores fascinan a turistas y científicos por igual. No obstante, las festividades de la Semana Mayor, como la Procesión del Silencio, también atraen una gran cantidad de visitantes.

semana mayor en viesca

Resurgiremos siempre

El escudo de la comunidad lleva escrito el lema Resurgiremos Siempre, creado por los lugareños. Por la ubicación de Viesca, con el desierto acechando, se decía que tarde o temprano se convertiría en un pueblo fantasma. Pero sus habitantes hacen gala de valor al expresar que Viesca no es un sitio tan fácil de derribar. Incluso hace un tiempo, cuando muchos pobladores emigraban a Estados Unidos, a través del turismo la población logró rescatarse a sí misma.

Al visitar Viesca no olvides adquirir algunas artesanías: finos bordados y tejidos a mano, deshilados en carpetas y coronas de muerto o los trabajos en ónix. Finalmente, no puedes marcharte sin probar su gastronomía; en la que destacan la fritada de cabrito, el cabrito al pastor, la barbacoa y “la reliquia”, un asado con siete tipos de sopa; los dulces de leche quemada y la bebida tradicional, el sotol.

sotol coahuila