Aunque gracias a uno de los superhéroes más famosos del mundo –Batman– la imagen de los murciélagos ha sido redimida, éstos siguen generando cierto temor. De hecho, es una de las criaturas nocturnas más temidas, ya que suelen acechar a sus presas justo a esta hora del día. Prueba de que éstos siguen generando tanto fascinación como temor es el famoso Volcán de los Murciélagos, situado en la reserva de Calakmul, Campeche.

Cueva o Volcán de los Murciélagos

La Reserva de la Biósfera de Calakmul, en Campeche, es uno de los lugares más fascinantes del Sureste mexicano. Debido a la biodiversidad que resguarda, muchas especies han hecho su hogar dentro de este territorio. Y así, los murciélagos son algunos de sus principales pobladores. De esta manera, existe un lugar conocido como el Volcán de los Murciélagos o Cueva de los Murciélagos.

Volcán de los Murciélagos en Calakmul, Campeche

Este lugar es una caverna de 600 metros de profundidad en la que, a los 400, corre agua. Des esta manera, se ha convertido en el hogar de ocho diferentes especies de murciélagos. De ellos, siete se alimentan de diferentes frutos y sólo uno subsiste gracias a los insectos que caza cada noche. Éste último, se estima que consume por cacería –y por individuo– más de 250 diferentes bichos.

Esta cueva está densamente poblada por el mamífero volador y por ello ocurre un fenómeno interesante al atardecer. Cuando los murciélagos salen de la cueva en manada, da la impresión de que está haciendo erupción. Es por esta razón que se le ha llegado a conocer como el Volcán de los Murciélagos. Sin duda, todo un espectáculo que pocos han querido atestiguar.

El papel de los murciélagos en Calakmul

Sin lugar a dudas, el papel de los habitantes del Volcán de los Murciélagos es sumamente importante para la región. Ello, debido a dos situaciones: ayudan a controlar la población de insectos y promueven la fertilización del suelo. El primer aspecto se debe a que una de las ocho especies que habita se alimenta únicamente de insectos, principalmente mosquitos. A su vez, los mosquitos son los principales transmisores de enfermedades, incluso para los humanos. Por ello, la función de los mamíferos es de gran relevancia.

Por otra parte, las otras consumen frutos y su excremento ayuda a esparcir las semillas. De esta manera, al igual que las aves, generan un dinamismo en la reproducción de las plantas. Todo esto se traduce en grandes beneficios para toda la región y los alrededores.

Si viajas a este lugar y deseas visitar este punto de la reserva de la biósfera, no olvides ir acompañado de un experto. Asimismo, asegúrate de tomar todas las medidas necesarias para que tu visita sea un éxito y no deje impacto alguno en las especies que ahí habitan. El mejor horario para atestiguar la magia del “macabro” Volcán de los Murciélagos es justo al caer el sol. El espectáculo dura cerca de una hora y puede volver a ser visto al alba, momento en que los murciélagos regresan a su madriguera.