El estado de Tlaxcala, si bien es uno de los más pequeños en extensión, es de los más ricos culturalmente. Y un ejemplo de esa riqueza se encuentra en una de sus zonas arqueológicas más hermosas y también más sorprendentes. Se trata de Xochitécatl, cuyo nombre se puede traducir al español de esta manera: “Lugar del Linaje de las Flores”.

Más sobre Xochitécatl

Xochitécatl

Este sitio arqueológico forma parte del municipio de Nativitas, localizado al sur de esta entidad federativa de la República Mexicana. Su esplendor tuvo lugar desde el año 300 hasta el 900 d.C., y fue un centro ceremonial de los Olmecas-Xicalanas. Esta estructura se encuentra construida sobre un cerro, desde el cual se tiene una vista espectacular de los majestuosos volcanes.

Xochitécatl

La estructura más importante de la zona arqueológica de Xochitécatl es conocida hasta hoy como la Pirámide de las Flores. No sólo es el edificio más antiguo de todos los que se encuentran aquí, sino también el de mayor tamaño. Frente a sus escalinatas hay dos pilas monolíticas, las cuales se sospecha que fueron utilizadas para observar a los astros.

Continuar leyendo: Cosas que hacer en Tlaxcala

Estructuras increíbles

Xochitécatl

Además, frente a esta pirámide se encontraron más de 30 enterramientos , haciendo cuerpos de de niños y un solo adulto. Cada una de éstas se encontraba acompañada de respectivas ofrendas, entre ellas más de dos mil representaciones de figuras femeninas. Por lo tanto, se deduce que esta estructura tuvo una fuerte importancia ceremonial y espiritual para sus antiguos habitantes.

Xochitécatl

Existen otras estructuras que resaltan la importancia que llegó a tener Xochitécatl durante el esplendor de la época prehispánica mesoamericana. El Edificio de Espiral adapta la topografía natural del terreno, probablemente dedicada al dios del viento, que era llamado Ehécatl. Y el Edificio de la Serpiente tiene en su parte superior una estela monolítica asemejada a la lengua bífida de este reptil, así como a sus colmillos.